Aviso: Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento. Leer más sobre privacidad - Cerrar Aviso

sanjuandelolmoWeb :: Buscar

Registro - Conectar   Recordar

Índice de GRAJOS
GRAJOS LA MEJOR BIBLIOTECA MULTIMEDIA DE LA LENGUA ESPAÑOLA ... POSIBLEMENTE
[ Registrarse ] Perfil | Mensajería privada | Conectarse |  F.A.Q. | Buscar  
[ Inicio ] [ Índice de Foros ] [ Mis Favoritos ] [ Quiz (Trivial) ] [ Chat ]


los pechos

Página 1 de 1

Ir abajo | Responder

Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema        Índice de GRAJOS -> EL TEMPLO DE EROS
 Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
bonitadecara
Invitado






MensajePublicado: 30 Jan 2009 3:09 pm    Título del mensaje: los pechos Responder citando

Los pechos femeninos han recibido más atención erótica por parte de los varones que ninguna otra zona del cuerpo. Fijarse en extremo en los genitales sería excesivo y hacerlo sobre otras partes de la anatomía es insuficiente. Los pechos son en cambio el perfecto término medio: una zona tabú, pero no demasiado escandalosa.

Por consiguiente, los pechos han atraído una asombrosa variedad de eufemismos. A lo largo de los siglos, se les han atribuido no menos de setenta y cuatro nombres pintorescos, incluidos algunos tan exóticos como “grandes ojos marrones”, “gatos y gatitas”, Charlie Wheeler, “lunas del paraíso” y “globos gemelos”. Términos menos floridos incluyen senos, tetas, cariños, popas, busto, tetillas, ubres, tetitas, sirenas, mamas, jarras o melones.

Los pechos de la hembra humana tienen dos funciones biológicas, una maternal y otra sexual. En su aspecto maternal actúan como gigantescas glándulas sudoríparas que producen el sudor modificado que llamamos leche. Los tejidos glandulares productores de leche se dilatan durante el embarazo, haciendo los pechos un poco más grandes de lo habitual. Los vasos sanguíneos que abastecen a estos tejidos se hacen asimismo más visibles en la superficie de los pechos. Cuando se forma la leche, pasa a lo largo de unos senos, que están situados en el centro del pecho, detrás de las manchas areolares marrón oscuro que rodean los pezones. Desde estos senos parten unos quince o veinte tubos, los conductos lactíferos, que llevan la leche a cada pezón.

Cuando un bebé mama coge toda la mancha areolar y el pezón con la boca, exprimiendo la piel marrón con sus encías y extrayendo la leche del pezón. Si se limitara a coger el pezón tendría un problema, porque exprimir sólo éste no produce la deseada leche. Puede responder a esta frustración masticando el pezón, lo cual no hace ningún bien ni a la madre ni al niño. Incluso una madre inexperta enseguida se da cuenta de que puede evitar el dolor causado por estas atenciones hambrientas metiendo más su pecho dentro de la boca del bebé.

La mancha aerolar que rodea el pezón es un aspecto anatómico curioso de la especie humana. En las hembras vírgenes y las que todavía no han sido madres es de color rosáceo, pero durante el embarazo cambia. Más o menos a los dos meses de la concepción comienza a hacerse más grande y a volverse más oscura. Antes de empezar la lactancia suele ser de un color marrón oscuro y después, tras el destete, nunca vuelve a recuperar su rosa virginal primitivo. La función de estas manchas areolares parece ser protectora. Están llenas de glándulas especializadas que segregan una sustancia grasa. A simple vista, las glándulas parecen “carne de gallina” sobre la piel pigmentada. Durante la etapa de la lactancia se hacen mucho más grandes, y entonces reciben el nombre de tubérculos de Montgomery. Sus secreciones ayudan a proteger la piel del pezón y sus inmediaciones, una forma biológica de “cuidado de la piel” muy necesitada por la amorosamente maltratada superficie del pecho.

La leche que producen los pechos femeninos contiene proteínas, hidratos de carbono, grasas, colesterol, calcio, fósforo, potasio, sodio, magnesio, hierro y vitaminas, así como diversos anticuerpos que favorecen la resistencia a las enfermedades en el niño. La leche de la vaca es un sustituto excelente de la leche materna, pero su nivel de fósforo es bastante alto y puede dificultar la absorción del calcio y del magnesio en los bebés humanos. Por otra parte, algunos bebés pueden tener reacciones alérgicas a las proteínas de la vaca. Sabiamente, hoy en día se tiende a recuperar la lactancia materna; en ella, se da el elemento añadido de que crea lazos de amor más estrechos entre la madre y el bebé.

Aunque la leche materna es ideal para crear a un niño, hay que decir que la forma del pecho está lejos de ser perfecta para la tarea de la lactancia. La tetina de un biberón tiene una forma mucho más adecuada para introducir leche en la boca del niño que el pezón del pecho de la madre. Si bien esto puede parecer un fallo evolutivo, debe recordarse que el pecho femenino tiene un doble papel –maternal y sexual- y es el factor sexual el que ocasiona este problema. Echar una ojeada de soslayo a los pechos de nuestros parientes cercanos, los monos y los simios, ayuda a comprender el porqué.

En todas las demás especies de primates, las hembras tienen el pecho plano cuando no están lactando. Cuando están amamantando, la zona de alrededor de los pezones se hincha un poco con la leche, pero incluso entonces es raro encontrar similitudes a la forma hemisférica del pecho humano femenino. Incluso en aquellos pocos casos en que aproximan a la forma humana cuando tienen una provisión de leche particularmente generosa, la hinchazón desaparece tras el período de lactancia. Los pechos de las monas y las simias son meramente maternales.
Los pechos de la hembra humana son diferentes. Aunque aumentan de tamaño cuando rebosan de leche, permanecen protuberantes y firmemente formados durante todo el período de la juventud, independientemente de consideraciones maternales. Incluso una monja puede tener pechos protuberantes aunque durante toda su vida éstos no cumplan las funciones biológicas de las que hemos hablado
Volver arriba
Enviar tema a:
Meneame Meneame
Digg

Guardar tema en favoritos:

Google Bookmarks

Yahoo Yahoo Bookmarks

Delicious Delicious

Sindicar titulares de este foro

Todas las horas están en GMT + 1 Hora

No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas

Página 1 de 1
Publicar Nuevo Tema     Responder al Tema        Índice de GRAJOS -> EL TEMPLO DE EROS


 
Saltar a:  



GRAJOS
Staff del foro
Estadísticas
Mapa del sitio
RSS Sindicar temas
|
|
|
|
|
|
Opciones de usuario:
Registrarse :: Conectar
Editar perfil
Eliminar cuenta de usuario
Borrar cookies creadas por este sitio
|
|
|
|
|
|
Privacidad :: Terminos del servicio